Un Futuro Iluminado

Un Futuro Iluminado

A 50 años de su aparición, el pequeño foquito rojo inventado por Nick Holonyak Jr. Se metió de lleno en casi todas las áreas de la vida moderna. Esos LEDs rojos se utilizaban como pequeños indicadores, porque no tenían la suficiente potencia como para iluminar; lo que cambió cuando Shuji Nakamura desarrolló el LED azul, abriendo el camino de los blancos, que se convirtieron en la base del gran formato, entre otras aplicaciones. La primera pantalla plana LED fue desarrollada por James Mitchell y presentada en la 29 Exposición Internacional de Ciencia e Ingeniería de Washington, en mayo de 1978, aunque diez años antes funcionaban algunas señales de tránsito y cartelería publicitaria. La evolución siguió hasta llegar a dos tipos de paneles LED: los convencionales que incorporan diodos y los dispositivos con paneles montados. Muchas pantallas incorporan LEDs montados individualmente. Un grupo de diodos rojos, verdes, y azules forman un píxel multicolor, en general cuadrados. Estos píxeles, distribuidos y separados de manera uniforme, se miden de centro a centro para calcular la resolución. Para que un display LED al aire libre pueda ser visible, se debe generar una ilusión mayor que la de la luz solar. Actualmente, se apunta a fabricar pantallas 360° o displays que puedan montarse de manera que generen formas diversas. La innovación apunta a la adaptación y la flexibilidad del módulo y la pantalla, es decir, que pueda hacer una curva sin tener que armar una estructura curva y después pegar los módulos encima; sino que el módulo genere esta curvatura. Dada esta flexibilidad, el LED Orgánico u OLED busca revolucionar el mercado. Inventado en 1987, el OLED -de estructura basada en compuestos de carbono- es una tecnología que se incorporó al mundo del display en la década de 1990. Estos displays constan de múltiples capas que, sirviéndose de transistores, controlan cada pixel. Además de ofrecer mejor contraste, eficiencia eléctrica y menor grosor que otras tecnologías, el display OLED puede diseñarse como un material enrollable que ofrece curvaturas pronunciadas. El uso de estos OLEDs en pantallas de gran formato está en desarrollo, ya que su fabricación es bastante costosa. Pero están llegando a los teléfonos móviles. Otro escollo es su escasa luminosidad, por lo que funciona mejor en lugares con poca luz. Sin embargo, los técnicos no han descartado esta tecnología, que apunta a ser el futuro del mercado.   13/01/2016 ep