Todo Impreso

Todo Impreso

El mercado proveedor para la Impresión digital industrial va evolucionando día a día y las nuevas tendencias apuntan hacia su crecimiento. Han llegado al mercado gráfico desarrollos de impresoras digitales que se aplican a los sistemas de impresión tradicionales, lo que comenzó a abrir el horizonte para utilizar la tecnología digital en tiradas largas y con una amplia variedad de sustratos. En casi todos los casos, los desarrollos de impresoras digitales comenzaron a ofrecer maquinaria pensada para tiradas muy cortas y volúmenes de producción reducidos y de alto costo por unidad. Ese importante costo unitario orientó el diseño de equipos a una mecánica sencilla y de vida útil limitada, otro escollo era la limitación del espesor de los materiales a imprimir y también su rigidez en el caso de plásticos o compuestos. Pero, desde hace algún tiempo, se comenzaron a presentar opciones de mayor confiabilidad mecánica, con sistemas de transporte de papel mucho más robustos y pensados para obtener una vida útil más prolongada. Esta tendencia se origino en los desarrollos de fabricantes tradicionales de maquinas impresoras, que decidieron aplicar sistemas de impresión digital producidos por una empresa especializada sobre desarrollos mecánicos propios. En un mercado cada vez más diversificado en el cual las órdenes son reducidas debido a cambios de diseño permanente, estas propuestas tendrán su lugar dentro de las empresas de impresión tradicionales y acostumbradas a un uso intensivo de su equipo. Mientras que, según estudios de mercado de Smithers Pira, las proyecciones son que el mercado global industrial de decoración e impresión se duplicará para 2018, lo que comenzó a verse en elementos decorativos, sensores, botones, electrodomésticos, baldosas, revestimientos, telas, maderas, chapas. La impresión estará en todos lados, en la ropa, los muebles o los electrodomésticos, pasibles de ser personalizados.   27 de julio de 2016  –  ep