Promoción A La Luz

Promoción A La Luz

El principal uso que hoy se les da a los letreros luminosos es de tipo comercial, publicitario y de marketing. Se presentan en diferentes variantes. Como se sabe, el cartel o letrero luminoso es aquel que se ilumina en la oscuridad por una serie de tubos de neón colocados dentro de una carcasa plástica. Dicho soporte traslúcido reproduce en varios colores el logotipo, la marca y otros mensajes gracias a la luz interior. Son propios de las fachadas de establecimientos y también están en su interior promocionando sus productos o servicios. Desde hace siglos el hombre ha utilizado a los carteles como un medio de promoción y de comunicación fundamental. Gracias a ellos pueden hacerse visibles sus ideas o negocios. Hoy, el principal uso que se le da a los citados es de tipo comercial, publicitario y de marketing. Y es que se emplean para ejercer como identificativo de una compañía. Los más interesantes, sin dudas, son aquellos que poseen una iluminación que permite que sean visibles tanto de día como de noche. De esta manera, aumenta su función de reconocimiento y promoción. También poseen otras cualidades que los convirtieron en uno de los campos de trabajo más específicos e importantes: – Suelen disponer de un soporte traslúcido. Gracias a él es como se consigue que se resalten los distintos colores que dan forma a la marca o logotipo. – Son útiles tanto para pequeños como para grandes negocios. – Se pueden presentar en diversos soportes y posiciones: perpendiculares a la fachada de una empresa, como monolitos en la puerta de aquella, pegados en la propia pared del edificio.