Maniquies, A La Vanguardia

Maniquies

Cada unidad debe caracterizar de la mejor manera posible, la imagen que se busca expresar. La percepción visual influye en la decisión de compra del consumidor. El concepto que en general se tiene de un maniquí es un modelo articulado del cuerpo humano usado por los artistas y los escaparatistas. Pero esa idea también se extiende a otra forma de comunicación. Por esa razón, cada una de estas unidades debe ser cuidadosamente seleccionada, aportando una imagen que exprese con fidelidad el espíritu del producto o empresa. En algunas ocasiones, el maniquí se exhibe como elemento distante y frío al glamour y la belleza del estilo que se pretende interpretar. El objetivo es que quien lo observe se sienta como algo propio La competitividad y la diferencia entre profesionales la marcan los pequeños detalles y los conocimientos que aportan a las empresas nuevas estrategias de diferenciación. El trabajo con maniquíes es delicado y detallista, la percepción visual de la marca es el hilo conductor que influye en la decisión de compra del consumidor. El profesional competitivos, debe crear un estilo minucioso, con el que los maniquíes representen un estilo de vida. Se sugiere que se tengan en cuenta diferentes ítems, como técnicas de estilismo, tecnologías, iluminación y espacio, caracterización, peinados, estilismo en pelucas y complementos, tendencias, escaparates, stands, show room e indumentaria.