Epoxis Para Impresion Serigrafica

Epoxis Para Impresion Serigrafica

Las pinturas y tintas epoxi son materiales muy resistentes y versátiles y de gran utilidad para aplicaciones en impresión serigráfica. Una resina epoxi o poliepóxido es un polímero termoestable que se endurece cuando se mezcla con un agente especial, las más comunes son producto de una reacción entre epiclorohidrina y bisfenol A, donde un componente es una resina de alta durabilidad y resistencia y el segundo, un esmalte. Las tintas epoxi para serigrafía son muy especiales, distinta de todas las otras ya que no secan por evaporación de solvente ni oxidación, sino por una reacción catalítica y es esta reacción la que hace que la resina de la tinta se vuelva una de las más resistentes. Suelen usarse en trabajos de serigrafía que requieran un alto grado de adherencia en materiales difíciles, superficies de gran resistencia química o ambientes agresivos y sus ventajas son la buena adherencia sobre cemento, asfalto, acero, madera; la gran resistencia a la abrasión; el rápido secado, y la resistencia al agua. Al momento de aplicarse deberá tenerse en cuenta la compatibilidad, ya que la tinta se debe poder anclar en el sustrato sobre el cual se imprima, sea acrílico, vinilo, papel, y la resistencia, porque debe presentar un grado de aguante determinado ante ciertas condiciones climáticas, de uso, desgaste, etcétera. Esta tinta es ideal para las aplicaciones en donde las condiciones ambientales sean extremas, por altos niveles de salitre, humedad, sol y lluvia. Fue diseñada para ser compatible con fenólicos, melaninas, polietileno y polipropileno y algunos metales, por lo cual será indicada para señalización y aplicaciones en placas de metal. Ofrecen un acabado muy brillante, dada su alta carga de sólidos, que permiten hacer impresiones de realce en serigrafía sobre papeles finos. La tinta seca por reacción catalítica al tacto en dos horas, pero su endurecimiento total será después de 72 horas de la impresión. Por no ser una tinta que se regenere a base de solventes, se deberá mantener un ritmo constante en el proceso de impresión, evitando distracciones o ausencias, y se deberá limpiar el excedente del esténcil inmediatamente después de imprimir para evitar que se tape. Habrá que poner cuidado en la proporción entre el catalizador y la tinta. Si falta catalizador, no endurecerá, mientras que si excede adquirirá una consistencia pegajosa y no se deberá preparar más cantidad que la que se usará en las próximas seis horas, además de dejar reposar la mezcla 20 minutos antes de empezar a imprimir.