AVANCE HACIA EL DÍA POSTERIOR

Liliana Panighetto

Las gestiones realizadas durante la cuarentena por coronavirus y las expectativas ante la posterior apertura fueron consideradas por Liliana Panighetto.

La vicepresidenta de la Cámara Argentina de la Industria del Letrero y Afines (CAIL), Liliana Panighetto, reseñó las acciones realizadas por la entidad para superar los efectos derivados de la pandemia de Covid-19 y preparar la industria para la nueva situación que se dará al salir del aislamiento social preventivo.
Durante el webinar de Sign & Design Shop que, el pasado 7 de mayo, compartió con Daniel Castaldo y Daniel Carnaghi, Panighetto, puso hincapié en que “tenemos que ser un conjunto, un equipo cliente, empresa, proveedor, para salir adelante. Tenemos que ser solidarios, no podemos ser mezquinos, abrámonos no tenemos que tener miedos, estamos para ayudarnos”, enfatizó.
La dierectiva de Fe Publicidad destacó que desde CAIL tuvieron “una experiencia muy interesante y rica. Nuestras empresas se agruparon bien y nos dimos cuenta de la solidaridad. Fuimos por más, llegamos a la UIA, a CAME y ellos a su vez llevaron al Gobierno las necesidades que tenía cada empresa para reabrir nuestras puertas. Muchas fueron reabriendo con algún objeto. Buscamos mantener la cadena de valor”.
“Fue muy grato ver cómo las empresas, cuando quieren, podemos lograr todas juntas un buen escenario, como se está logrando. Falta reabrir empresas y estamos trabajando para que, con los protocolos necesarios, sean aprobadas por la Nación”, indicó.
Reconoció que “todos tenemos miedo con lo que va a pasar. No hay mucho trabajo, las empresas están terminando trabajos anteriores a la cuarentena, manteniendo. La construcción privada va a terminar lo que ha comenzado, pero no lo nuevo. Tenemos que ir viendo cómo vamos reafirmando y pasando el producto a nuevas ideas, más creatividad”.
Instó a ser creativos y “reconstruirnos sin dejar nunca la actividad básica que tenemos, porque esto va a pasar y siempre después de las crisis importantes vuelve el trabajo, porque es necesario. Nuestros clientes tendrán que exponer su comunicación nuevamente, quizá de manera diferente, por ejemplo el vinilo se está utilizando para marcar las distancias en los pisos, el policarbonato en las barreras de sanidad. Todo tiene su mercado”.
“Soy optimista. Debemos unirnos, porque viene un nuevo paradigma, nuevas costumbres. Debemos ser responsables como empresa. No va a ser mañana mismo, va a costar. Si bien este es un problema mundial, tenemos que cuidarnos porque todos los países están viendo cómo traspasar las fronteras para vender, que haya trabajo para los argentinos primero. No tengamos miedo, las cosas habrán cambiado, pero será para mejor, tenemos que tener la mente abierta”, enfatizó.

Reviví el webinar

ep