Un Mundo Con Espacios Propios

Un Mundo Con Espacios Propios

Los estampados pueden lograr que una habitación sea más grande y espaciosa de lo que verdaderamente es. Algunos consejos para vestir el hogar.  Fundamentales en la decoración y para la profundidad del espacio. Los estampados ganan terreno. Los especialistas consideran que en las casas y hogares es necesario tener, al menos, tres en cada ambiente. Esto significa que hay que mezclarlos, lo que no siempre es bien recibido. Pero hoy son una moda: complementan la decoración y no compiten entre sí. El primer estampado a elegir debe ser el favorito, así sea floral, geométrico o damasco, y el más grande de los tres. El siguiente debe ser diferente al primero, mientras que el último tiene que estar basado en el primero o en el segundo, ya sea usando los mismos colores o tipo de patrón. Para no crear una decoración confusa es necesario que mezclar los tamaños de los estampados. Es importante destacar que el segundo a elegir debe medir la mitad del tamaño que el primero. A su vez, el tercero tiene que ser pequeño, como lunares, por ejemplo. Un consejo interesante es evitar que la decoración se vea demasiado mezclada: es preferible colores del mismo tono e intensidad en los estampados. De usar un estampado con colores pasteles, se recomienda que también estén en los otros seleccionados. Lo mismo si se seleccionan colores vibrantes o saturados. Otro efecto que tienen los estampados es el de hacer sentir los espacios más grandes o pequeños. Pueden ayudara a que un lugar se vea espacioso, siempre y cuando no cubran la habitación por completo. Las líneas horizontales logran, en general, que un espacio se vea más largo, y las verticales, más alto. Solo hay que poner manos a la obra.