Si Es Verde, Es Mejor

Si Es Verde

Muchas tecnologías causaron el deterioro del medio ambiente, es tiempo de migrar a alternativas responsables con el entorno.     La tampografía verde busca reducir la cantidad de contaminantes que genera esta técnica de impresión, aunque aún no es totalmente ecológica, disminuir el uso de solventes y concientizar sobre el manejo de los desechos industriales fue un importante avance contra la contaminación.  Para volver ecológico el proceso de la tampografía no es necesario comprar un equipo nuevo, basta con que los hornos de secado de as máquinas tradicionales, a base de electricidad o de gas, se sustituyan por una unidad de secado uv, que cuenta con una lámpara capaz de secar la tinta en cuestión de segundos. Esto hace posible ahorrar energía y recursos, al tiempo que permite usar tintas uv, que no necesitan catalizadores y tienen mayor pigmento.  Además, las placas de tampografía o clichés, generalmente hechas de polímeros, pueden ser sustituidas por placas de aluminio, lo que reducirá el uso de químicos para limpiarlas y revelarlas y al integrar un sistema de grabado láser se evita el proceso de pasar el diseño a positivo e ir directamente al grabado de la placa de aluminio, impidiendo el consumo de químicos y reduciendo el tiempo de producción. Las máquinas de tampografía integran unos tinteros conocidos como “copas”, donde se deposita la tinta antes de pasar a la placa para hacer la impresión. Es muy común que la tinta se adhiera a los tinteros y sea necesario limpiarlos a profundidad con solventes agresivos para el medio ambiente, sobre todo si se va a colocar tinta de un color diferente, pues los tonos pueden contaminarse.  Como alternativa ecológica, salieron al mercado copas de plástico desechables que se colocan dentro del tintero original y de esta forma no es necesario usar químicos para limpiarlos. Aunque estos tinteros no son 100% ecológicos ya que deben descartarse, el daño que producen los solventes es mayor. Para los negocios de producción que no pueden invertir en un equipo láser, existen empresas que ofrecen el servicio de grabado láser en placas de aluminio, de modo que sólo será necesario integrar las copas ecológicas, que son compatibles con una gran cantidad de equipos. Una ventaja más de migrar a la tampografía verde es que los gastos de producción se reducen considerablemente, ya que no es necesario comprar solventes, los sobrantes de tinta pueden almacenarse, se ahorra energía, el mantenimiento se simplifica y el proceso se vuelve más rápido y rentable.   24/02/2016    ep