LA CARTELERÍA INGRESA A LOS VEHÍCULOS

Las vallas publicitarias podrían tener una nueva vida, de desarrollarse una patente de la Ford para personalizarlas según las características de sus conductores y pasajeros.

 

La tecnología mostrará publicidad personalizada de las vallas de la carretera en la pantalla.


Son muy pocos los espacios a los que no llega la publicidad desde la aparición de las pantallas. Uno de esos lugares –hasta hoy- era el interior de los vehículos, aunque quienes viajaban en ellos, desde siempre, podían acceder a los anuncios que se encontraban a los costados de su ruta.
Sin embargo, los sistemas de información y entretenimiento instalados en el interior de los vehículos cada día presentan más funcionalidades. Los denominados Head Up Display (HUD) permitieron que los viajeros accedieran a información contextual en tiempo real, dando un valor agregado a la tecnología automotriz.
Con ese contexto, Ford patentó un nuevo uso para esos HUD y los centros de infoentretenimiento de sus vehículos, no solo para dar información relevante sobre el trayecto para los conductores y pasajeros, sino para mostrarles publicidad dirigida.
Combinando el sistema de detección de señales de tránsito y los HUD, esa tecnología mostrará publicidad personalizada de las vallas de la carretera en la pantalla, con carteles que incluirán anuncios personalizados para los conductores y pasajeros que se verán dentro de su cabina.
La patente registrada en los Estados Unidos de la Interface de vallas publicitarias para pantallas de vehículos la describe como “Un método para generar una interfaz de valla publicitaria para la pantalla de un vehículo que incluye acceder, a través de una cámara, una imagen de una valla publicitaria e identificar, a través de un procesador, un segmento de la imagen”.
Se agregó en el patentamiento que “el método incluye comunicar, a través de un módulo de comunicación, la interfaz de la valla publicitaria a la pantalla de un vehículo para presentarla a un usuario”.
Esta descripción implica una tecnología que consiste en que los automotores del óvalo escanean las vallas publicitarias a medida que pasan, para mostrar más anuncios en las pantallas internas mediante metadata obtenida por la inteligencia artificial de la computadora del automóvil.
Por ahora, es solo una patente que podría terminar archivada pero podría dar un nuevo uso a las vallas publicitarias de la vía pública que trabajarían junto con el vehículo, que las leería como un código QR o de barras, llevando imagen, video y sonido al habitáculo, incrementando el impacto de los carteles.