Gran Formato – Impresión De Textil

Gran Formato - Impresión De Textil

En los nuevos sistemas de impresión digital textil por sublimación se usa tinta dispersa base agua, pudiéndose imprimir directamente sobre los tejidos de poliéster ó mediante transfer y después pasándolos por una calandra para la termo fijación de las tintas, ofreciendo una calidad sin precedentes por la viveza de los colores y la nitidez de las impresiones. Las aplicaciones de la impresión textil son infinitas: desde banderas, cuadros Texframe, expositores, pop-ups, mostradores, fondos de escenario, truss , fundas para hinchables, decoración de stands, interiorismo, escaparatismo, estructuras colgantes, cortinas, etc. y por supuesto pequeñas y grandes tiradas de estampación textil personalizadas para forrar o decorar cualquier elemento que se nos ocurra, como por ejemplo sofas, sillas, banquetas, cojines, puff, etc… La historia viene tomando impulso desde fines del siglo XX y promete seguir creciendo con énfasis. La impresión directa de textiles comenzó a abrirse camino en el escenario de finales de la década de los 90 y, en poco tiempo, todos los reportes de la industria comenzaron a promoverla impresión textil digital como el próximo gran pastel en que la industria de la impresión digital iba a hincar sus dientes. Los analistas de la industria vieron en las grandes hilanderías el mercado para la impresión textil digital. Las impresoras digitales de gran formato, razonaron, les permitirían producir impresiones y muestras de sus extensas tiradas textiles con mayor rapidez y menos costos que los métodos tradicionales. Tal como lo pueden confirmar sus primeros seguidores, la tecnología y los suministros, a pesar de todo, no estaban siempre donde debían estar. Las impresoras a chorro de tinta no imprimían a una resolución lo suficientemente alta para las telas, y los textiles disponibles en esos momentos para impresión digital presentaban problemas de sangrado y requerían mucho trabajo posterior al procesamiento como vaporización y lavado. Mientras tanto, los analistas no habían predicho que las grandes hilanderías estarían luchando para mantenerse a flote puesto que muchos de estos negocios se marchaban a oriente. Las fábricas simplemente no estaban interesadas en una nueva tecnología que sólo podía hacer tiradas cortas y cuyos costos de insumos eran altos gracias al revestimiento necesario para hacer compatibles los textiles con la tecnología a chorro de tinta. Vinieron entonces las impresoras de 1.440dpi y las telas forradas en papel que permitieron alimentarlas fácilmente en las impresoras a chorro de tinta. Hoy en día, inclusive hay revestimientos que permiten la impresión directa sin ningún tipo de procesamiento posterior. Como resultado, se ha venido desarrollando lenta y sin interrupciones un mercado para la impresión textil digital,aunque no es necesariamente el hipermercado que los vaticinado respensaron originalmente que iba a ser. En su lugar, existe un grupo fragmentado de segmentos de mercado impelidos por diferentes aplicaciones: gráficos de ferias, banderas y pendones y artesanías. Muebles y cortinas para el hogar, al igual que ropa, también han ganado el interés popular. Cada segmento está buscando diferentes cualidades en sus telas y emplea diferentes técnicas de acabados para conseguir un producto final, pero todos están usando la impresión textil digital. Es importante tener en cuenta, sin embargo, que, tal como lo expresa la asesora de mercados Patti Williams de I.T. Strategies, «No se trata de lo que está pasando en la impresión textil digital, sino de lo que no está pasando.» Para los proveedores de impresiones, esto puede ser buenas noticias. Debido a la fragmentación del mercado, hay más ventanas abiertas para que los empresarios entren pronto, encuentren un nicho, sean creativos, y produzcan utilidades