El Hábito De La Serigrafía

El Hábito De La Serigrafía

La publicidad hizo de la serigrafía una técnica habitual que le permite el desarrollo de la actividad, al haber incorporado una técnica que le permite trabajar en distintos formatos sobre una gran variedad de soportes. La serigrafía es una técnica de impresión de documentos e imágenes sobre cualquier material, y consiste en transferir una tinta a través de una gasa tensada en un marco, el paso de la tinta se bloquea en las áreas donde no habrá imagen mediante una emulsión o barniz, quedando libre la zona donde pasará la tinta. La serigrafía encuentra aplicación publicitaria; en la personalización con una imagen de marca de elementos de uso común, como jarros, ceniceros, encendedores, llaveros; o en la impresión de soportes de vía pública, como letreros y paneles, o de punto de venta, como displays, autoadhesivos, afiches. También en el área textil se ha desarrollado en la decoración y estampado de telas ya sea en piezas, como en remeras, camisetas, toallas o por metraje. Otras áreas de uso son la decoración de cerámicas, o de metales para objetos decorativos; la educación; la industria, en la marcación de piezas, envases y placas de metal, plástico, madera o cerámica; en la electrónica en la impresión y grabado de placas para circuitos impresos, y el arte para la producción numerada y firmada en cortos tirajes, de obras originales en papeles de calidad. Sus ventajas son la impresión sobre diversos materiales, como papel, vidrio, madera, plásticos, tela natural o sintética, cerámica, metal; sobre soportes de variadas formas: plana, cilíndrica, cónica, cúbica; la impresión en exteriores o fuera de taller, en vehículos, puertas, vitrinas, máquinas. Además, logra fuertes depósitos de tinta, obteniendo colores vivos con resistencia y permanencia al aire libre; ofrece una amplia selección en tipos de tinta: tintas sintéticas, textiles, cerámicas; obtiene colores saturados, transparentes, fluorescentes, brillantes, mates o semibrillantes, y permite una relativa simplicidad del proceso y del equipamiento, lo que permite operar con sistemas completamente manuales.