Controles Para La Iluminación

Controles Para La Iluminación

Podrá determinarse la radiación ultravioleta de fuentes luminosas en la Argentina. La llegada a la Argentina de un espectroradiómetro permitirá establecer el tiempo de exposición y la cantidad de radiaciones que emiten fuentes como lámparas incandescentes, fluorescentes, de descarga y con tecnología LED, calefones solares e incubadoras para bebés. El equipo, único en Latino América, hará posible verificar el cumplimiento de las normas sobre radiación UV, la caracterización de equipos alimentados con energía solar y la protección de la salud, entre otros temas. Si bien a nivel internacional existen normas que regulan la cantidad y el tiempo de radiación ultravioleta, de luz azul o radiación NIR (sigla en inglés de Near Infrared) que puede soportar una persona para evitar lesiones, hasta el momento Argentina no contaba con un equipo capaz de determinarlo. A partir de la incorporación del espectroradiómetro, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial podrá realizar ensayos y evaluaciones en función de las normas existentes para comparar la radiación emitida por las lámparas respecto a esos niveles y restricciones, y calificar así los límites y zonas de riesgo que se establecen en las fuentes que se comercializan. El efecto acumulativo de ciertas radiaciones que están en el espectro solar o en lámparas resulta nocivo y puede producir lesiones en las córneas, el cristalino o la retina del ojo, lo que se traduce en la pérdida de transmitancia del cristalino (conocida como cataratas). También puede generar maculopatías y lesiones dérmicas. El equipo llegó al INTI los primeros días de 2016 destinado a medir y calibrar las lámparas que evalúan la radiación solar, utilizados para caracterizar los calefones solares y verificar su eficiencia. Pero el nuevo espectoradiómetro, único en Latino América, permitirá calificar las fuentes luminosas y saber cuáles son las más adecuadas para usar en determinadas aplicaciones. “Ahora contamos con las herramientas para hacer análisis y calificaciones, y el paso siguiente es normalizar a nivel nacional la necesidad de verificación y calificación de las fuentes”, aseguró Eduardo Yasan, subdirector del Centro INTI-Física y Metrología. Al explicar su funcionamiento, el experto señaló que el espectroradiómetro posee un rango de medición que va desde los 200 nanómetros en ultravioleta hasta los 3.000 nanómetros sobre el infrarrojo cercano (NIR). El software de este equipo permite emitir un informe a partir de los ensayos de acuerdo con los parámetros de referencia de normas internacionales. El objetivo del INTI es implementar un reglamento que fije la calificación de las lámparas para conocer su ámbito de aplicación y el límite de tiempo que puede estar cada persona bajo su influencia sin que se afecte su visión o su piel. “En principio haremos los ensayos en el INTI para calificar los productos y como paso siguiente apuntamos a transferir esta necesidad a una reglamentación que regule esas verificaciones, previo a la importación de las fuentes luminosas”, explicó Yasan, que también se desempeña como jefe del Laboratorio de Luminotecnia. En ese laboratorio se realizan las primeras calibraciones de ese equipo a partir del instrumental de base que posee el Laboratorio de Radiometría, garantizando la trazabilidad de estas mediciones a los patrones nacionales de medida. Para finalizar, remarcó: “es importante que los argentinos podamos conocer las características de los sistemas de iluminación en función de su peligrosidad, para así protegernos de los riesgos”.   06 de abril de 2016 – ep Fuente: INTI