Cada Tela, Un Mundo

Cada Tela

En la impresión textil hay diferentes métodos para realizar un buen trabajo. A la hora de realizar trabajos de impresión sobre telas habrá que decidir cuál será la técnica adecuada para hacerlo, teniendo en cuenta las ventajas y desventajas de usar un equipo u otro y qué tipo de tinta usar para cada caso. La impresión textil puede ser proveedora de múltiples mercados entre los más comunes está la impresión de tela para prendas; el soft signage o señalización digital para exteriores e interiores con banderas, plumas y colgantes; la decoración interior para ventanas, tapicería, colchas y sábanas; la industrial y arquitectónica par alfombras, tiendas, carpas y toldos, tapicería automotriz. La de la ropa es muy común, debido a la gran cantidad de telas con las que se puede trabajar: algodón, nylon, lana, rayón, viscosa, acrílico, fibras no tejidas y poliéster; y una importante variedad de productos como ropa para mujeres, hombres, niños, pañuelos o accesorios. Al ser productos que tendrán contacto directo con la gente se considerará que no podrán ser tóxicos, serán lavables sin perder color o brillo, duraderos, sustentables, económicos y manejables. En cuanto a la tinta y la técnica, la impresión sublimación transfer no requiere de procesos de terminado a diferencia de la impresión con tinta reactiva o ácida, las cuales llevan un proceso posterior de pasado por vapor a altas temperaturas, lavado y secado. Además, una vez terminadas se podrán lavar más veces sin perder color; las tintas pigmento, aunque dan buenos resultados, no resultan igual de resistentes a las lavadas. Son usados principalmente el poliéster y el nylon, y su mercado son las banderas POP, comerciales, nacionales y para eventos especiales, la tecnología digital ha hecho que este mercado sea importante para la publicidad ya que son económicas y fáciles de imprimir en tiradas cortas, su instalación es sencilla y generan un gran poder de atracción en campañas para retail. Para este caso, aunque la tinta látex ahorra procesos, su desempeño es pobre al perder color en el lavado. El soft signage es una tendencia en crecimiento, sus aplicaciones van desde anuncios para interiores y exteriores, hasta reproducciones de arte fino, pasando por displays para exposiciones, decoración en tiendas, y colgantes. El textil en este tipo de señalización tiene grandes beneficios por la amplia gama de colores que se pueden lograr, su brillo, textura y ligereza, a esto además hay que añadir que son menos nocivos al medio ambiente por ser reciclables. Aunque la impresión con látex puede dar un buen resultado para señalización suave, este material no resistirá las lavadas. Por otro lado la impresión de poliéster con tinta solvente y UV presenta un desempeño pobre al no estar diseñadas para resistir procesos de lavado. Además de la sublimación (directa y por transferencia) para poliéster, las impresiones más duraderas son con tintas reactivas y ácidas que brindan la posibilidad de imprimir sobre una gran variedad de textiles y dan excelente durabilidad, color, gama y resistencia al lavado, aunque sus equipos son más costosos y deben llevar más procesos post-impresión que los vuelven más caros. El látex ha crecido en popularidad, debido a su durabilidad en exteriores, estas tintas son base agua, así que cuando el látex es impreso sobre la tela no emite vapores dañinos al medio ambiente, por lo que se considera ecológico. Otra ventaja es que no requiere pre-tratamiento de la tela ni post impresión, lo que ahorra costos. Sus desventajas son que no resistirán las lavadas continuas y tiene muy poca resistencia al rayado sobre la superficie de la tela, sobre todo sobre el poliéster, el proceso de impresión consume más energía ya que el equipo usa calor durante el proceso de impresión para curar la tinta. 8/02/2017 – agp