Ante Todas Las Miradas

Ante Todas Las Miradas

La publicidad exterior es un recurso fundamental que concentra varias ventajas frente a otros formatos. La tecnología, un aliado cada vez más fuerte. Carteles, vallas publicitarias, rótulos luminosos, banderolas y todos aquellos soportes que se instalan en lugares públicos o donde se desarrollan espectáculos, encuentros culturales o deportivos, entra dentro de la gran familia de la publicidad exterior. Ya en la época faraónica, los mercaderes realizaban una incipiente promoción de ventas inscribiendo mensajes en piedras que colocaban en los caminos de acceso a la ciudad. Hoy, la tecnología revolucionó la forma de comunicar una marca, un producto o servicio. La publicidad exterior es un medio que el usuario no apaga o manipula. A diferencia de otros medios de comunicación, no se puede desactivar, a través de zapping o evitarse pasando las páginas o levantándose de un sofá. Se trata de una herramienta masiva y versátil a la vez, ideal para campañas con amplia cobertura o para cubrir mercados segmentados geográficamente a gran escala. Es capaz de alcanzar al consumidor más veces, incluso mientras se traslada al punto de venta. Las publicidades exteriores son un medio totalmente visual y que requiere de una gran creatividad. Ante la saturación creciente de los medios electrónicos e impresos y el crecimiento de las concentraciones urbanas, este tipo de anuncios se convirtieron en una opción imprescindible.